www.vetjg.com
Ce nt ro   Ve te ri na ri o   JG
cuidando a su mejor amigo desde 1989
Avenida de Alicante, 18 (Edificio JG)
03110-Mutxamel (Alicante)
Tfno: 96 5951897 (24 horas)
contactar

¿que hora es?

medicina preventiva
urgencias 24 horas
servicio a domicilio
hospitalización
gestión de núcleos zoológicos
cuidados intensivos
rehabilitación
radiología digital
laboratorio
endoscopia
ecografía
ecocardiografía
e.c.g.
resonancia magnética
cirugía
dermatología
neurología
endocrinología
cardiología
etología
oftalmología
hematología
oncología
odontología
traumatología
otorrino
obstetricia
urología
aves
reptiles
pequeños mamíferos
primates
otras mascotas

MEDICINA AVIAR. PARTE V (alimentación y enfermedades debidas a la alimentación)

Por Juan M. Griñán. Veterinario JG especialista en medicina aviar

ALIMENTACIÓN y ENFERMEDADES RELACIONADAS CON LA ALIMENTACIÓN.

La mayoría de psitácidas vienen de zonas tropicales donde el predominio es de árboles, vegetales, frutas... Como máximo ingieren un 50% de semillas porque es muy rica en grasas y, en casa, son muy sedentarias. La mayoría de las semillas tienen un índice Ca/P desequilibrado y muy bajo. La vitamina A y la vitamina D son muy bajas y la grasa es muy elevada. Encontramos enfermedades fácilmente en dietas exclusivas de semillas. El otro 50% se completa con frutas y verduras. No se recomienda el aguacate (sobretodo tóxico en yacos), la alcachofa (algunos problemas), cebolla cruda.
La proteína animal la obtienen cuando se comen los huevos porque es muy rico en grasa y proteínas. Se puede dar queso fresco y huevo con cáscara porque es una de las fuentes principales de calcio.
Proteínas.
El músculo y la pluma contienen altos niveles de proteína, por lo que los requerimientos serán más elevados en crecimiento y muda. Además de la cantidad, hay que tener en cuenta la calidad de la proteína, o sea, su riqueza en aminoácidos esenciales (los que el ave no puede sintetizar utilizando otros), como por ejemplo metionina, fenilalanina y lisina. En la práctica, la mayoría de semillas cubren sus requerimientos.
Grasas.
Aparte de su poder calórico, ayudan a la absorción de vitaminas liposolubles y surten de ácidos grasos esenciales fundamentales para la producción de hormonas, para mantener la calidad de las plumas y para la cicatrización.
Semillas ricas en grasas (oleaginosas) son el girasol y las nueces.
Carbohidratos.
Están presentes en la mayoría de semillas en forma de almidón y es excepcional su carencia. Otro carbohidrato importante, sobre todo para la digestión, presente en las semillas es la fibra, aunque la mayoría se pierde al descascarillar la semilla, lo cual lo realizan la mayoría de aves. Otro tipo de carbohidrato, la fructosa, está presente en frutas y algunos vegetales.
Vitaminas.
Las vitaminas pueden ser clasificadas en dos grandes grupos:
-Liposolubles: A, D, E y K. Tienden a acumularse en el organismo, siendo por tanto fácil su intoxicación si la administración es prolongada y supera las necesidades.
- Hidrosolubles: Bl, B2, B3, B5, B6, B8, B12, C, Colina, Ácido Fólico y P.A.B.A. Son fácilmente eliminadas, por lo que la intoxicación es poco frecuente.
Las aves son capaces de sintetizar las vitaminas A, C y D a partir de precursores presentes en la dieta, mientras que las del grupo B se almacenan poco y tienen que ser aportadas regularmente en la dieta.
La acción de las vitaminas puede verse aumentada o disminuida en función de la presencia o no de ciertas sustancias. Por ejemplo, la vitamina B1 se destruye en presencia de la tiaminasa, sustancia presente en la remolacha, coles de Bruselas, bayas, etc. En la semilla de linaza encontramos una sustancia que actúa como antagonista de la vitamina B6. En otras ocasiones la presencia de vitaminas facilita el aprovechamiento de los minerales:
La vitamina D3 es necesaria para que el Calcio se absorba a nivel intestinal. Una cantidad insuficiente de esta vitamina produce niveles deficientes de Calcio en el organismo aunque la dieta tenga una cantidad adecuada de este mineral. Otro ejemplo es el aumento en la absorción de Hierro en presencia de vitamina C. El Selenio y la vitamina E también se encuentran interrelacionados. Siempre que se pueda se deben administrar las vitaminas en su forma natural, es decir, a través de los alimentos. Reservando el uso de las sintéticas para aquellos casos en los que queramos proporcionar una dosis rápida y completa en aves con un fuerte déficit vitamínico. Ciertas manipulaciones de los alimentos pueden destruir total o parcialmente su contenido vitamínico, como son la cocción, el enlatado, el congelado o durante el almacenamiento. Por ejemplo, las hortalizas verdes pierden casi toda su vitamina C en pocos días a temperatura ambiental, una vez que han sido recolectadas.

VITAMINA A (Retinol)
Las plantas no contienen vitamina A en forma activa, sino en forma de precursores de la misma como los carotenos (pigmentos amarillos encontrados asociados a la clorofila y responsables en alto grado del color de las leguminosas rojas y amarillas): alfa, beta y gama. En las aves el betacaroteno es el más activo de todos. Los carotenos son considerados provitaminas. Los animales no pueden sintetizarlos, pero los pueden pasar a forma activa(vitamina A) en el intestino y en el hígado. Aproximadamente el 90% de la vitamina A del organismo es almacenada en el hígado. Estas reservas pueden ser aprovechadas en cualquier estado de urgencia, cuando a través de la dieta no aportamos suficiente cantidad. Un exceso de carotenos en la dieta origina un color amarillo naranja en la piel, pero nunca dará lugar a una intoxicación por vitamina A (hipervitaminosis) porque el organismo nunca transformará estos precursores a forma activa a no ser que lo necesite. Fuentes: Los carotenos los encontramos en las verduras foliaceas verdes y amarillas: coles, hojas de nabos, zanahorias, espinacas, lechugas, acelgas, calabazas, diente de león; y en frutas como albaricoques, melocotones, melones, etc. Cuanto más intenso es el color verde o amarillo de una fruta o verdura, mayor concentración de caroteno contiene. El aceite de hígado de bacalao y de halibut son fuentes importantes de vitamina A en forma activa. Funciones: Ayuda a conservar los epitelios en estado normal. Su déficit produce una alteración (queratinización) de la piel y las mucosas que revisten el aparato respiratorio, tubo digestiva, aparato urinario, aparato genital y epitelio ocular Esto supone una disminución de la barrera protectora que forman estas membranas para proteger al organismo de las infecciones: los microorganismos patógenos pueden penetrar fácilmente y producir infecciones. Su carencia produce: Alteración de las mucosas: cavidad oral inflamada con abscesos estériles o infectados. Pequeñas lesiones blanquecinas pueden ser vistas en la boca, esófago, buche o en los conductos nasales. Si se bloquean los conductos salivares pueden producirse inflamaciones en la mandíbula inferior o bajo la lengua. El déficit de vitamina A predispone a una infección secundaria en los senos por bacterias u hongos; siendo los loros amazonas y yacos muy propensos a este problema. También pueden verse afectados los ojos (inflamación y acúmulo de material purulento). En los casos benignos de hipovitaminosis A, especialmente en periquitos, los síntomas iniciales son aumento de consumo de agua y aumento de producción de orina, como consecuencia de una alteración (metaplasia escamosa) de los conductos gastrointestinales y urinario. Hiperqueratosis: engrosamiento de la piel de los dedos. más frecuente en loros amazonas y canarios. Estos cambios predisponen a una infección, formándose los típicos abscesos (clavos). Alteración en la reproducción: huevos con cáscaras rugosas, bloqueo de huevos, disminución en la producción de esperma, etc. Algunas especies de aves (amazonas, yacos, eclectos) tienen mayor requerimiento de vitamina A que otras. Ciertos parásitos, como giardias y lombrices, pueden disminuir la cantidad de vitamina A disponible para el ave. Los signos de hipovitaminosis pueden llegar a ser muy obvios, pero a veces pueden confundirse con otras enfermedades: tuberculosis, tumores, infecciones bacterianas, etc. La vitamina A está relacionada con otras vitaminas: Vitamina K: dosis excesivas de vitamina A dan carencia de vitamina K. Vitamina E: previene la destrucción de la vitamina A a nivel intestinal. Vitamina C: los síntomas carenciales de vitamina C mejoran con la administración de vitamina A.

La vitamina A puede ingresar en forma de provitamina (beta-caroteno) o como tal cual a partir de suplementos. De igual forma que la hipovitaminosis A es muy frecuente, debido a que la mayoría de semillas son una fuente deficiente, también es frecuente sobredosificar, debido a que las reservas en el hígado se destruyen muy lentamente, provocando una hipervitaminosis A.
La hipovitaminosis A es extremadamente frecuente en aves enjauladas, causando anorexia, pérdida de peso, queratoconjuntivitis, placas hiperqueratósicas en paladar, lengua y glotis, saculitis y escaso crecimiento del pico, todo ello acompañado con severas infecciones secundarias. En época de puesta produce disminución en la producción de huevos y de la incubabilidad, y aumento de mortalidad de los polluelos. Como dato patognomónico resalta una metaplasia escamosa del epitelio glandular. Como tratamiento está indicado un tratamiento a base de complejo ADE a razón de 0,1 ml/kgr mensual o 1.000 UI de vit D3 por cada 300 grs de peso vivo IM

HIPOVITAMINOSIS A:

Típica de psitácidas alimentadas exclusivamente con semillas, aunque puede afectar a cualquier especie con una dieta deficiente en vitamina A.

Cuadro clínico: La deficiencia de vitamina A provoca metaplasia escamosa de membranas mucosas e hiperqueratosis de superficies epiteliales. Las manifestaciones clínicas van a depender del epitelio afectado: respiratorio (sinusitis crónica, abultamiento periocular, infecciones respiratorias bacterianas recurrentes, distrés respiratorio), urinario (poliuria/polidipsia, hiperuricemia y gota), piel (hiperqueratosis), conjuntiva y glándulas lacrimales (conjuntivitis), digestivo (nódulos en cavidad oral).

Los abultamientos o nódulos de color blanco en mucosa oral se localizan a ambos lados de la lengua, abertura coanal y espacio intermadibular. Estas lesiones son el resultado del acúmulo de material queratinoso en las glándulas salivares submandibulares y linguales. En el buche y esófago también se observan masas de material caseoso.

La hiperqueratosis afecta a la piel de las almohadillas metatarsal y digitales y predispone al desarrollo de pododermatitis.

La hipovitaminosis A también está asociada a fracaso reproductivo: distocia, puestas reducidas, anormalidades espermáticas y menor producción de esperma.

Diagnóstico:
Presuntivo a partir de la historia y cuadro clínico y respuesta a la administración de vitamina A.
Citología: Metaplasia escamosa.

Diagnóstico diferencial:
Estomatitis bacterianas, micóticas (Candidiasis) o parasitarias (tricomoniasis) primarias.
Enfermedad respiratoria, renal, ocular con otra causa.

Tratamiento:
Suplemento de vitamina A 10.000UI/Kg, por vía intramuscular (2-3 inyecciones con frecuencia semanal).
Equilibrar la dieta: Idealmente con pienso comercial suplementado con verdura.


VITAMINA D
Desde la Edad Media se ha empleado el aceite de hígado de bacalao como remedio contra el raquitismo, pero sólo hasta la primera guerra mundial se precisó la causa de la enfermedad y se establecieron las bases científicas para su cura. Hay dos formas predominantes de vitamina D: Ergocalciferol (Vitamina D2): derivado de las plantas y Colecalciferol (Vitamina D3): producido exclusivamente en el cuerpo de las aves En todas las aves estudiadas, la vitamina D3 es de 30 a 40 veces más potente que la vitamina D2. A diferencia de otras vitaminas, la vitamina D3 puede ser sintetizada en el organismo a nivel de la piel. Estudios en gallinas mostraron que se podía sintetizar suficiente vitamina como para prevenir el raquitismo y maximizar el crecimiento si los pollos jóvenes estaban expuestos a los rayos solares directos (sin filtrar a través de cristales) durante un tiempo de 11 a 45 minutos cada día. El papel más importante de la vitamina D es el de intervenir en el equilibrio del Calcio y Fósforo en el organismo. Fuentes: La mayor parte de los alimentos naturales contienen muy poca o ninguna cantidad de vitamina D; la que se halla preformada en la dieta proviene en gran parte de los aceites de hígado de pescado o de fuentes naturales irradiadas. En la mantequilla y yema de huevo se halla en pequeñas cantidades. Funciones: Su administración es útil en aves con trastornos en el crecimiento (raquitismo), desnutrición, aves jóvenes o viejas, hembras reproductoras o individuos que reciban poca luz solar.
VITAMINA E (Tocoferol)
Su característica química más importante es su propiedad antioxidante. Tiene estrechas relaciones con el metabolismo del Selenio. Se almacena principalmente en el tejido adiposo y en el hígado. Su almacenamiento en el cuerpo es durante un tiempo relativamente corto. Fuentes: Se encuentra principalmente en el aceite extraído del germen de trigo y aceites extraídos de semillas o de otros frutos oleaginosos (maíz, girasol, cacahuete, soja, nuez, oliva), yema de huevo, arroz integral, guisantes frescos, judías verdes, tomate, apio, manzana, plátano, etc. Las hojas de alfalfa también son ricas en vitamina E. Funciones: Esta vitamina resulta útil en caso de insuficiencia hepática. Impide la lesión en el hígado provocada por la ingestión de dosis excesivas de aceite de hígado de bacalao. Favorece la supervivencia de los glóbulos rojos. Se debe administrar en aves que presentan desnutrición, trastornos intestinales, alteraciones musculares, caída de la inmunidad, esterilidad relativa, etc. En pollos, el déficit produce anomalías y muerte embrionaria; mientras que en adultos aparecen problemas neurológicos.
VITAMINA K
La vitamina K fue descubierta en Dinamarca como factor nutritivo necesario para la coagulación de la sangre en pollos que estaban siendo alimentados con una dieta carente de grasa que les producía hemorragias. Al administrar ciertos alimentos, sobre todo alfalfa y harina de pescado putrefacto, se vio que dicha alteración se corregía. La vitamina K es estable y resistente al calor, por lo tanto no se destruye por los métodos ordinarios de cocción. Puede presentarse en tres formas: o-K1: presente en plantas verdes. o-K2: fabricada por los microorganismos de la flora intestinal. o-K3: de naturaleza sintética. Fuentes: Presente en la alfalfa, verduras foliaceas verdes (col, espinaca, lechuga, coliflor), tomate, salvado de trigo, soja, queso, yema de huevo e hígado. Funciones: Esta vitamina la aplico de forma preventiva antes de realizar sexajes quirúrgicos en aves monomórficas (ejemplo: loros), traumatología, etc. También aconsejo su administración durante y después de un tratamiento a base de antibióticos y sulfamidas. Otras aplicaciones: mala absorción intestinal, diarreas, alteraciones hepáticas ,etc.
VITAMINA C (Ácido ascórbico)
El hecho de cortar y dejar las frutas y las verduras expuestas al aire ocasionan mucha perdida de ácido ascórbico. Cuando los alimentos se cocinan rápidamente en pequeñas cantidades de agua, y se cubren herméticamente, hay mucha menos pérdida. El contenido de vitamina C de frutas y verduras varía con las condiciones en las que se cultiva, el grado de madurez al que se cosecha y las condiciones en que se almacenan y cocinan. La mayor parte de los animales superiores y de los vegetales pueden sintetizar la vitamina C. Sólo el hombre, los monos, el cobaya, el murciélago frugívoro de la India, el bulbul de orejas rojas y algunos peces no son capaces de sintetizaría por si mismos, y precisan ingerirla a través de la dieta. La Vitamina C se potencia en presencia de bioflavonoides (capa blanca debajo de la piel de los cítricos), Calcio y Magnesio. Su síntesis se ve alterada por deficiencias de vitamina A, E y Biotina. Fuentes: Kiwi y guayaba donde más. Frutos cítricos (naranja, lima, limón), melón, fresas, verduras foliaceas crudas (diente de león), tomates rojos, pimientos, guisantes, etc. Otros alimentos menos ricos: grosellas, nabo, brécol, col, espinacas, coles de Bruselas, bayas, piña, etc. Las semillas de las gramíneas no contienen vitamina C, únicamente está en los germinados de dichas gramíneas. Funciones: En base a estudios científicos, los paseriformes y las psitácidas parecen no requerir un aporte de vitamina C en la dieta, salvo en las siguientes situaciones: Aves en crecimiento, viejas o estresadas por el manejo. - Dietas pobres en energía, proteínas, vitamina E, Selenio o Hierro. En casos de enfermedad que curse con fiebre, infección o daño hepático. En aves sufriendo de hemorragias o intoxicaciones (mercurio, plomo, etc.). En pavos se ha demostrado que la adición de vitamina C incrementa la producción de esperma. En pollos mejora la fertilidad y disminuye la mortalidad embrionaria temprana. Los casos de intoxicación por Ácido ascórbico no suelen producirse debido a su rápida eliminación a nivel renal

El grupo de vitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina y piridoxina) está presente en la mayoría de dietas de semillas, estando los niveles dietéticos en valores suficientes, aunque en estas semillas algunas de estas vitaminas están ligadas a otras sustancias que las hacen indigestibles, tales como la niacina, cuya deficiencia produce la enfermedad de “la lengua negra” que se caracteriza por una glositis y estomatitis, retardo de crecimiento, desarrollo deficiente del plumaje, y a veces produce una dermatitis descamativa en patas y cabeza, por lo que es recomendable suplementar con niacina.
En la práctica, la deficiencia polivitamínica causa patas ásperas y plumas evertidas.
VITAMINA B1 (Tiamina)
En 1897 Eijkman produjo una enfermedad carencial en las gallinas, semejante al beri-beri del hombre, alimentdndolas con arroz descascarillado. Esta enfermedad podía curarse añadiendo la cascarilla de arroz. Poco después se comprobó que el tratamiento en personas era el mismo. Existen varias sustancias que anulan la acción de la vitamina B 1. o-Amprolio: evita la absorción de esta vitamina a nivel intestinal. o-Ácido tánico: sustancia presente en ciertas frutas y verduras. La tiamina no se almacena durante mucho tiempo en el organismo. Fuentes: Los alimentos con mayor proporción de tiamina son la levadura de cerveza, el germen de trigo y la soja. Le siguen el arroz con cáscara, frutos secos sin tostar, mijo, judias secas, copos de avena, guisantes crudos y la naranja. También presente en la yema de huevo. Desaparece con el refinado de los cereales. Funciones: Su administración resulta fútil en los siguientes casos: -Aves con una alimentación rica en hidratos de carbono, alteraciones hepiticas, desarrollo insuficiente o falta de apetito. -Individuos con trastornos gastrointestinales (atonia gástrica, diarreas) o que están recibiendo medicamentos (antibióticos, sulfamidas, antiinflamatorios). -Es conveniente también en animales con alteraciones neurológicas o bajo un fuerte stress.
VITAMINA B2 (Ribofiavina)
Esta vitamina es sensible a la luz, el calor y las sulfamidas. La cocción de las verduras y el remojado de las mismas destruyen la riboflavine; ejemplo: el remojado de la ensalada para que no se marchite destruye hasta el 70% de la vitamina B2. Muy poca riboflavine se almacena en el cuerpo. La intoxicación es muy débil debido al hecho de que es rápidamente excretada; y cuando es dada en altas cantidades vía oral, la absorción vía intestinal se limita. Es más efectiva tomada junto a la vitamina B3, B6 ó C Fuentes: La riboflavina presente en plantas es generalmente menos disponible que la presente én fuentes animales. La levadura de cerveza es la fuente más rica. A continuación: almendras, germen de trigo, queso, huevos, mijo, nabo, harina de soja, salvado de trigo, yogurt, leche y las hortalizas de hojas verdes. También presente en la alfalfa: hojas y sobre todo semillas. Las bacterias intestinales pueden fabricar esta vitamina en pequeñas cantidades. Funciones: La vitamina B2 interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Su carencia origina síntomas neurológicos como temblores y debilidad muscular, asi como caída del Sistema Inmunológico. Atenúa los riesgos de una alimentación hiperproteica ya que favorece la degradación de los metabolitos secundarios. Junto a otras vitaminas del grupo B y vitaminas A, C y E atenúa el desarrollo de tumores y dolencias degenerativas. La carencia de fósforo en la alimentación dificulta la asimilación de vitamina B2. Su administración resulta útil en los siguientes casos: o-Problemas de piel y mucosas. o-Enfermedades del tracto digestivo e insuficiencia hepática. -Retraso en el crecimiento y descalcificaciones. o-Alteraciones oculares. o-Aves sometidas a stress o grandes esfuerzos musculares.
VITAMINA B3 (Ácido nicotínico)
Fue descubierta en el transcurso de investigaciones relacionadas con la pelagra, enfermedad que asolaba a los consumidores de maíz, el cual carece de vitamina B3. Esta enfermedad también se llama "Síndrome de las 3D": diarrea, dermatitis y demencia, que son los síntomas característicos de la enfermedad. Fuentes: Levadura de cerveza y germen de trigo, cáscara de cereales (arroz, trigo sarraceno), leguminosas (soja, judias, garbanzos, lentejas), frutos secos (cacahuetes,castañas, nueces),etc. Funciones: Indispensable para la salud del Sistema Nervioso. Favorece al Sistema Digestivo y mejora las perturbaciones gastrointestinales. Útil también en las alteraciones cutáneas: dermatitis, mala cicatrización de heridas, etc. Se aconseja su administración en aves sometidas a stress, intoxicadas o con poco desarrollo sexual.
VITAMINA B5
También llamada ácido pantoténico porque se encuentra en casi todos los alimentos (pan significa todo en griego). Fuentes: La jalea real es la fuente más rica conocida de ácido pantotónico. Otras fuentes: levadura de cerveza; salvado de trigo y arroz; yema de huevo; hortalizas: coliflor, repollo, brécol, guisantes, patatas, pimientos; cereales integrales; miel; etc. Funciones: Indispensable para el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Ayuda al Sistema Inmunitario a defenderse frente a las agresiones externas. Interviene en el crecimiento y desarrollo del Sistema Nervioso Central, piel y mucosas.
VITAMINA B6 (Piridoxina)
Mínimas cantidades son almacenadas en el cuerpo. La luz destruye rapidamente esta vitamina. Es más efectiva tomada junto a las vitaminas B1, B2, B5, C y Magnesio. Fuentes: Puede ser sintetizada en parte por la flora intestinal, pero las mejores fuentes de aprovisionamiento son: levadura de cerveza y germen de trigo. En un segundo grupo: salvado de trigo, harina de soja y maíz, frutos secos, plátano, aguacate, harina de centeno, huevos, uvas, coles, espinacas crudas y zanahorias. Funciones: Activa la producción de glóbulos rojos, por lo tanto resulta útil en las anemias. También estimula la inmunidad natural y mejora el funcionamiento del Sistema Nervioso. La piridoxina permite una mayor ingesta de proteínas sin que ello ocasione problemas. Otras aplicaciones: alteraciones cardiacas, lesiones de la mucosa oral, stress, falta de apetito, alteraciones hepáticas y diarreas
VITAMINA B8 (vitamina H o Biotina)
Previamente se llamó vitamina H al factor capaz de curar el síndrome manifestado por eczema y alopecia característica alrededor de los ojos, observado en ratas y pollos alimentados con grandes cantidades de claras crudas de huevo. El factor que contiene la clara de huevo cruda es una proteína llamada avidina, que se combina con la biotina y la inactiva. Estrechamente relacionada a la correcta utilización de ácido fólico, ácido pantoténico y vitamina B12. Fuentes: La Biotina se enuentra en muchos alimentos, y en cantidad considerable es sintetizada por las bacterias intestinales. Se encuentra en la leche, yema de huevo, la mayoría de las verduras, algunas frutas ( plátanos, pomelos, sandias, fresas), cacahuetes y levadura de cerveza. Funciones: Se aconseja su administración junto a la vitamina B12 en casos de insuficiencia hepática. También es útil en alteraciones intestinales provocadas por la toma de antibióticos y sulfamidas, así como en casos de dermatitis. La vitamina B8 es indispensable para la actividad de muchos sistemas enzimáticos.
VITAMINA B12 (Cianocobalamina)
Su acción se potencia con las del resto del grupo B. Antes de 1937, la levadura de cerveza (producto natural que contiene casi todas las vitaminas del grupo B) se daba diariamente a los soldados del ejército suizo "por los buenos resultados obtenidos en época de maniobras". Debe combinarse con Calcio para mejorar su absorción por parte del organismo. La vitamina B12 se acumula sobre todo en el hígado. Los animales y las plantas son incapaces de fabricarla. Só1o es sintetizada por las bacterias anaerobias y levaduras. Fuentes: Presente en productos lácteos, yema de huevo, levadura de cerveza, espinacas, salvado de arroz, en determinadas algas, etc. Funciones: Es esencial para la maduración normal y el desarrollo de los glóbulos rojos, por lo tanto útil en aves anémicas. También favorece el crecimiento y regeneración de los tejidos, manteniendo en buen estado el Sistema Nervioso. Su administración es útil en aves con problemas hepáticos o pancreatitis crónicas.
COLINA
La colina puede ser fabricada en el organismo, pero no en suficientes cantidades como para cubrir las necesidades de aves jóvenes. Con la edad aumenta la capacidad de su síntesis. Las necesidades varían en función de la dieta: dietas muy ricas en proteínas o grasas requieren una mayor cantidad de colina. Forma parte del grupo B. Fuentes: La fuente dietética más rica es la yema de huevo. También presente en la levadura de cerveza, germen de trigo y vegetales verdes. Funciones: Actúa en el metabolismo y en el transporte de grasas a nivel hepático, evitando la formación del "hígado graso" (degeneración grasa del hígado). Contribuye a eliminar toxinas del organismo.I
ÁCIDO FÓLICO
Forma parte del grupo B. Esta vitamina se destruye al procesar los alimentos a temperaturas altas. La absorción se ve interferida por la presencia de sulfamidas o por el déficit de Zinc, mientras que la presencia de vitamina C y Hierro mejora su aprovechamiento. Existen inhibidores enzimáticos del ácido fólico en naranjas, coles, judías y guisantes. Fuentes: Se presenta ampliamente en alimentos. Las mejores fuentes son: levadura de cerveza, germen y salvado de trigo, verduras foliaceas verde oscuras ( espinaca, brécol), boniato, frutos secos, etc. Funciones: Útil en casos de anemia, mal absorción intestinal y mal nutrición proteinica. También necesaria para el desarrollo embrionario y para el crecimiento correcto del organismo. P.A.B.A. (Ácido paraaminobenzoico) Esta vitamina se encuentra presente en la levadura de cerveza, germen de trigo, hortalizas, cereales integrales, cutícula de cereales y en leguminosas. El ácido paraaminobenzoico favorece la reproducción de las bacterias en el intestino, excepto de las rickettsias (bacterias peligrosas) para las que resulta nocivo. Posee una acción antagónica a las sulfamidas y antibióticos, los cuales reducen su capacidad para actuar adecuadamente a nivel intestinal.
HIPERVITAMINOSIS La intoxicación por exceso de vitaminas no es frecuente cuando se usan los alimentos como fuente de las mismas. Pero dado el uso desmesurado de las vitaminas sintéticas que se hace actualmente es posible encontrar aves intoxicadas.
Vitamina A (De 20 a 100 veces la dosis requerida) Los síntomas que aparecen son: pérdida de peso, disminución del apetito, inflamación en párpados y boca, disminución de la resistencia de los huesos, dermatitis, alteraciones hepáticas y hemorragias.
Vitamina D ( De 4 a 10 veces la dosis requerida) Su exceso produce un aumento en la absorción de Calcio, con la consiguiente hipercalcemia y mineralización de los tejidos blandos. El exceso de calcio en sangre originaría una alteración en riñones por acúmulo de este mineral en los mismos.
Vitamina E (100 veces la dosis requerida) Origina disminución del crecimiento, anemia, disminuye la mineralización de los huesos y también disminuye el almacenamiento de vitamina A en el hígado. o-
Vitamina K (1000 veces la dosis requerida) Un exceso cursará con alta mortalidad, anemia y eliminación rápida de tiamina y riboflavina
Vitamina B3( 10 veces la dosis requerida) La intoxicación se caracteriza por gastroenteritis y prurito.
Piridoxina (50 veces la dosis requerida) Infertilidad y disminución en la producción de huevos son los síntomas característicos.
Colina (2 veces la dosis requerida) Se apreciará un aumento en la mortalidad fundamentalmente.

Minerales.
Los que se necesitan en grandes cantidades (macrominerales) son el calcio, fósforo, magnesio, sodio y potasio. Los microminerales son cobalto, cobre, flúor, yodo, magnesio y zinc.
La formación de hueso es altamente dependiente de las concentraciones dietéticas de calcio y fósforo, así como de la vitamina D (indispensable para la absorción del calcio en el intestino). Una deficiencia en cualquiera de estos nutrientes producirá raquitismo. En la época de puesta, si la dieta en éstos es insuficiente, se movilizarán las reservas óseas, desmineralizándose los huesos, siendo la hembra incapaz de levantarse.
La jibia es una excelente fuente de calcio. El fósforo en las semillas está como fitato, lo cual lo hace más difícil de obtener y además liga a otros minerales como el calcio, zinc, hierro y manganeso, reduciendo también la disponibilidad de éstos. El fosfato se absorbe en intestino vía simple difusión, elevando los valores de fosfato sérico.
En general, las semillas son pobres en calcio y ricas en fósforo.
En la deficiencia de calcio, se excretará más fósforo por la orina (en forma de fosfato) con el fin de equilibrar el cociente calcio/fósforo, lo cual supone orinar más agua para eliminarlo, con lo que se instaurará poliuria-polidipsia.

La enfermedad ósea metabólica nutricional, también llamada como hiperparatiroidismo secundario nutricional, osteodistrofia fibrosa, osteoporosis, osteomalacia o parálisis de la jaula, aunque se puede dar en todas las aves, es más frecuente en psitácidas (pequeñas y grandes) y en rapaces, y a veces en columbiformes, anseriformes y galliformes. Esta enfermedad es típica en aves alimentadas con semillas, especialmente ricas en oleaginosas, así como en falta de exposición a la luz ultravioleta (se pierde a través del cristal). Los signos precoces son ahogamiento, pica, retraso de crecimiento en las plumas después de la muda, polidipsia y poliuria, arqueamiento de las patas y polluelos incapaces de mantenerse derechos. Los signos más avanzados son deformación de las patas (arqueamiento de extremidades, cojeras, pododermatitis, alas caídas y mal posicionadas que impiden el vuelo, tetania hipocalcemica (empeorada por el estrés), caída de la percha, fracturas, parálisis o paraplejia por fracturas en columna vertebral y osteodistrofia fibrosa. Se observa pica, sobre todo en rapaces, demostrable con la palpación de arena gruesa en el buche. Entre otros signos secundarios se encuentran neumonía y diarreas, que pueden causar la muerte. Así pues, se puede presentar una forma sobreaguda, típica de los jóvenes y de la cual las pocas aves que logran sobrevivir presentan severas secuelas que hacen optar por la eutanasia, una forma aguda, también de aves jóvenes y acompañada muchas veces de una falta de exposición al sol, y una forma subclínica-crónica vinculada con enfermedades parasitarias, nefritis crónicas, presencia de sustancias quelantes en el tubo digestivo o en la época de puesta.
Las lesiones óseas son demostrables radiológicamente.
Como tratamiento de la tetania se indica el gluconato cálcico EV, IO o IM (50-100 mgr/kgr lento y diluido con ssf) además de suplementar con alimentos ricos en calcio, tales como el brócoli y las espinacas, y con suplementos como el yeso, piedra caliza o cáscara (40% de calcio), harina de hueso (32% de calcio y 15% de fósforo), fosfato cálcio tribásico o Ca3(PO4)2 (39%Ca y 20%P), además de desterrar la idea de alimentar sólo con semillas, sobre todo de girasol. Es inútil usar la vitamina D2 puesto que se necesitarían grandes dosis, por lo que se deberá usar la D3 a la dosis descrita de 1.000 UI de vit D3 por cada 300 grs de peso vivo IM

Otra enfermedad nutricional que también afecta a nuestros pacientes aviares es la OBESIDAD, la cual puede disminuir la resistencia corporal a la insulina y provocar un desequilibrio en la eliminación de la hormona del crecimiento, un aumento en la liberación de adrenocorticoides y una inhibición de la producción de vitaminas B y del metabolismo de otros nutrientes, debido a la infiltración grasa del hígado.
Es un síndrome clínico que se presenta cuando existe un exceso de tejido adiposo y en la práctica, cuando el peso del animal supera en más de un 15% el peso óptimo. En psitácidas es más frecuente en periquitos, amazonas y cacatúa sulfúrea.

Etiología: En general se puede afirmar que se produce la obesidad cuando de forma prolongada el ingreso de energía dietético es superior a su consumo. En aves mantenidas en cautividad las causas de este desequilibrio suelen ser las siguientes:

Dietas ricas en semillas de oleaginosas y otros alimentos con alto contenido en aceites o grasas (dulces, frutos secos, alimentos humanos). Las dietas con alto contenido calórico también favorecen la lipidosis hepática.
Baja actividad física.
Aumento de la ingestión de alimento por aburrimiento.

Cuadro clínico: Los depósitos subcutáneos de tejido graso suelen estar localizados en región pectoral, abdomen y axilas. En ciertos caso pueden existir lipomas. En casos graves puede observarse distrés respiratorio e intolerancia al ejercicio.

Diagnóstico:
Cuadro clínico.
Si se sospecha hipotiroidismo, se recomienda realizar el test de estimulación con TSH (inyección de 1 UI/kg, por vía intramuscular) y medir T4, 6 horas después de la inyección. En caso de hipotiroidismo los niveles de T4 no se duplican.

Tratamiento:
Equilibrar la dieta: Pienso comercial suplementado con verduras.
Limitar el acceso al alimento: Por ejemplo, 10 minutos dos veces al día.
Aumentar el ejercicio físico: Sacar de la jaula y obligar que ande, cambiar a una jaula de mayor tamaño con los comederos y bebederos situados en los extremos, ofrecer juguetes y distraer al ave. En caso de que el animal muestre intolerancia al ejercicio debe evitarse ejercicios de vuelo.
Si los lipomas no se reducen, pueden eliminarse mediante tratamiento quirúrgico.

Los niveles ideales en aves en crecimiento son de Ca/P de 1:1, 20% proteína, 1% de calcio en la dieta. En adultos Ca/P de 2:1 y 12% proteína.
Así pues, es necesario suplementar a las dietas típicas a base de semillas diariamente con frutas (la manzana es una de las que más proteína tienen) y verduras (brócoli, espinacas), además de mantener permanentemente un aporte extra de calcio con suplementos tales como la jibia o los descritos.

Por Juan M. Griñán. Veterinario JG especialista en medicina aviar

El texto aquí expresado corresponde a una revisión bibliográfica, a comunicaciones personales de mi actividad clínica y a parte de mi ponencia en el II Congreso JG de julio del 2004 celebrado en el Hospital Veterinario JG de Mutxamel (Alicante-Spain)

Para cualquier comentario o sugerencia no dude en enviarme un e-mail

Copyright 2013, Hospital Veterinario JG Mutxamel - Alicante - España