aquí Centro Veterinario JG Mutxamel (Alicante) Espaa

www.vetjg.com
Ce nt ro   Ve te ri na ri o   JG
cuidando a su mejor amigo desde 1989
Avenida de Alicante, 18 (Edificio JG)
03110-Mutxamel (Alicante)
Tfno: 96 5951897 (24 horas)
contactar

¿que hora es?

medicina preventiva
urgencias 24 horas
servicio a domicilio
hospitalización
gestión de núcleos zoológicos
cuidados intensivos
rehabilitación
radiología digital
laboratorio
endoscopia
ecografía
ecocardiografía
e.c.g.
resonancia magnética
cirugía
dermatología
neurología
endocrinología
cardiología
etología
oftalmología
hematología
oncología
odontología
traumatología
otorrino
obstetricia
urología
aves
reptiles
pequeños mamíferos
primates
otras mascotas

Transplante renal en el perro.
Por Juan M. Griñán.
Veterinario JG

Indicamos recopilación de textos obtenidos de revistas especializadas y de internet

TRASPLANTES RENALES EN PERROS

Introducción.

El hecho de que te digan que tu animal tiene Insuficiencia Renal Crónica, hasta hace unos años significaba el fallecimiento antes o después de tu animal. Pero hoy por hoy eso ya no es igual a muerte, sino que tenemos una puerta abierta a la esperanza gracias a los trasplantes renales. Una cirugía complicada, pero la mayor dificultad y el mayor riesgo de esta cirugía no consiste en la complejidad de la técnica, sino en los posibles rechazos del sistema inmune del receptor al órgano del donante.
Unos de los sitios pioneros en realizar este tipo de intervención fue en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Davis (California) en Estados Unidos.
Uno de los motivos por los que no se han realizados transplantes renales hasta hace relativamente poco tiempo, ha sido el hecho de la aparición de medicamentos inmunosupresores más eficaces. Estos medicamentos atenúan en parte la acción del sistema inmunosupresor que da origen a los rechazos.
Lo ideal y complicado está en conseguir un equilibrio entre atenuar la respuesta inmunosupresora lo suficiente como para no producir rechazos, y tener cierta inmunidad para poder luchar contra agentes extraños. Esto es una línea muy fina y cada paciente es completamente diferente.
Entre los factores a tener en cuenta a la hora de realizar un trasplante, a parte del ya mencionado rechazo, están también muy presentes el factor ético y el económico. El plantearse quitar un riñón de un animal sano sin que éste dé su consentimiento debido a que no se puede expresar? Este es un dilema con el que podría encontrarse más de un propieatrio.
El otro gran inconveniente es el factor económico, ya que sin ir más lejos, sólo las medicaciones mensuales pueden oscilar entre los $500 a $2000. Y la propia intervención quirúrgica puede alcanzar los $7000. Por ello, de momento, este tipo de cirugía está solo al alcance de dueños extremadamente confiados y financieramente capaces de acarrear tales gastos.

Exámenes preoperatorios.
Antes de poder someter a un animal a este tipo de intervención, son necesarios realizar una serie de pruebas tanto al donante como al receptor. Se trata de conseguir un riñón compatible con el receptor para eludir al máximo los temidos rechazos:

-Donante:
-Hemograma completo.
-Perfil bioquímico del suero.
-Urianálisis.
-Test antifilariosis.
-Título de Toxoplasmosis.(IgG e IgM)
-Grupo sanguíneo.
-Pielograma intravenoso.

-Receptor:
-Hemograma completo.
-Perfil bioquímico del suero.
-Urianálisis.
-Cultivo y sensibilidad urinaria.
-Cociente urinario proteina:creatinina.
-Ecocardiograma.
-Ecografía abdominal.
-Radiografías torácicas.
-Test antifilariosis.
-Título de Toxoplasmosis.(IgG e IgM)
-Prueba de función del tiroides.
-Grupo sanguíneo.
-Pruebas cruzadas sanguíneas al donante.
Una vez realizadas todas estas pruebas, podemos llegar a la conclusión de si donante y receptor son compatibles.

Resultados de las pruebas o resultados del examen físico que excluyen un perro del programa de transplantes:
1.Enfermedad cardiaca que productora de cambios hemodinámicos.
2.Infección urinaria severa.
3.Filariosis.
4.Neoplasias.
5.Amiloidosis congénita.
6.Diabetes o Enfermedad de Cushing.
7.Condición física debilitada.
8.Enfermedad inflamatoria intestinal.

Cuidados post-operatorios.
Los pacientes transplantados recibirán medicación inmunosupresora el resto de sus vidas. La medicación a usar suele ser ciclosporina cada 12 horas. Al ser un medicamento muy agresivo, se deben realizar un hemograma y bioquímica sanguínea completa semanalmente durante el primer mes, para ir reduciendo la frecuencia de los exámenes paulatinamente.
Las mayores complicaciones que suelen ocurrir son el rechazo del organismo al nuevo órgano, infecciones y problemas con la medicación inmunosupresora, hepatotoxicidad, problemas gastrointestinales, neoplasias...Por este motivo, el animal transplantado debe permanecer ingresado en el hospital unos 14 días después de la intervención. Por contra, el donante solo permanece unos 2 días hospitalizado.

Por Juan M. Griñán.
Veterinario JG

Copyright 2013, Hospital Veterinario JG Mutxamel - Alicante - España